martes, 5 de julio de 2011

MI LUGAR PREFERIDO III - MEJOR QUE NUNCA

Como todos los años por estas fechas, en las que disfruto unos días en la Villa de Almazán, me acerco a pescar al Duero en su parte media. Aquí cambia la película, de las aguas claras que presenta debajo del pantano de la Cuerda del Pozo, se pasa a un tomado contínuo, casi turbio, donde no da mucho gusto pescar, pero que guarda en sus aguas de las mejores sorpresas.





La pesca en estas aguas es casi exclusivamente a ninfa, donde las aguas tomadas favorecen esta práctica, aparte de que apenas suben a la superficie algunas bogas y alburnos, incluso habiendo una gran eclosión. Ahora en verano, lo que suele salir én la zona es una efémera bastante blanquecina y de un tamaño bastante grande ( del 12 o el 14), que llamamos aquí palometa (Oligoneuriella rhenana). Cuando sale en grandes cantidades, incluso los barbos, poco amigos de la superficie, las degluten afanosamente.





El mayor aliciente de ir a pescar a este lugar, es la variedad de especies que se pueden capturar, aunque sean en menor número de las que se podían conseguir antaño, antes de las contaminaciones con purines y la introducción de especies invasoras como la lucio-perca y el alburno, que están terminando, unos por competición y otras por depredación, con los peces pasto que habitaban antaño estas aguas, como la bermejuela, el escarcho y el "cabezota" o gobio. Durante este año, hablándolo con otros conmpañeros de los anzuelos, se ha visto un incremento de capturas de truchas comunes, no de muy gran tamaño, pero que da ánimos por una posible recuperación parcial del río.


------------------------Boga del Duero, con diferencia el pez más abundante.


---------------------------------------------Y otra más.


----El Gobio, que por estos lares llamamos "cabezota" es uno de los que está desapareciendo.


----------------------------- Otra boguita que entró al perdigón.



Las truchas arcoiris están presentes en el lugar, pero no me digan cual es su procedencia. Presumiblemente pueden venir de un coto que hay 7-8 km río abajo.




Los barbos, que ahora están inmersos en su período reproductor te pueden sorprender con su fuerza y sus carreras. Aunque hay ejemplares mucho más grandes que este, como uno que me rompió después de sacarme 30m de linea en apenas 10 segundos y corriente arriba.


De vez en cuando suena la flauta y se puede capturar alguna preciosa trucha común, pero desgraciadamente no abundan.

Espero que os haya gustado la entrada. Un saludo desde tierras Sorianas, recuperándonos de los San Juanes, la fiesta mayor de la Capital soriana.

mybirdingplace.com - Photos