lunes, 9 de agosto de 2010

PERALEJOS 2010

Vuelvo bastante triste de lo que para mí es un viaje obligado a las aguas del Tajo. Las tablas y los pozos llenos de pepinos han sido paulativamente sustituidos por fondos claros de tobas sin ningún habitante visible; y es que esto ya se veía venir desde hace años. Los habitantes del pueblo utilizan al río como su caladero particular, esquilmando su vida periodicamente cada temporada. Durmientes, trasmallos, lejía, atc. han sido las "malas artes" utilizadas durante décadas. Ante esto la administración hace oídos sordos y apenas se ven guardas que acaso incomoden la actividad de los lugareños, y eso que es parque natural, que si no igual estabamos peor.
Cabreos a parte, se dieron bastantes buenos serenos de ignita que pusieron a hervir las aguas de truchuelas selectivas que nos hicieron pasar momentos de frustración y nervios y a veces de inmensa alegría, la alegría que siente todo mosquero cuando tiene en la mano a un pez salvaje que desgraciadamente da sus últimos coletazos en este bello paraje. Las cigarras son muy abundantes en las choperas ribereñas acompañando las horas centrales del día con su carraspeo característico.
Esta es la mayor pieza sacada en todos los días. Truchas claras con pintas rojas es el morfotipo de la zona.
Bueno espero que se termine bien el veranillo para todos vosotros y que haya buena pesca.
Un saludo.

sábado, 3 de julio de 2010

MI LUGAR PREFERIDO III

De vez en cuando, cuando nos es imposible ir a por las ansiadas truchas a falta de medios, hay que buscar soluciones para descargar ese mono que nos carcome por dentro que se llama la pesca con mosca. Normalmente cuando no hay coche que pueda llevarme a los sitios, me cojo la bici y me voy a mi lugar preferido, ese en el que se empieza a pescar desde pequeño, en el que la pesca se inunda de recuerdos de las anteriores pescatas hace bastante tiempo olvidadas... y es que no hay ningun lugar que permanezca impasible ante el paso del tiempo, y la verdad, casi todos los lugares están yendo a peor; como este.
Antes los escarchillos se peleaban por coger la mosca que navegaba por la corriente, en cambio ahora solo algunas bogas y muchos alburnos son los que de vez en cuando aparecen para quitarte los síntomas de aburrimiento y desgana que te entran tras los sucersivos lances de las ninfas. Pero bueno, qué le vamos a hacer, la cosa es pegar unos lances y si sale un pez mejor que mejor.
En esta mañana calurosa de julio los peces estaban inusualmente activos, así que aproveché para practicar la pesca a la polaca, tecnica que no se dio mal puesto que a la sacadera llegaron unos cuantos escarchos y algunas bogas de buen tamaño.





El colofón lo puso una trucha arcoiris, que desgraciadamente se clavó mi ninfa del 12 en uno de sus ojos. No sé que suerte le pudo correr al animal, pero me temo que no muy buena, aunque al soltarlo no diera malos síntomas.



Ahora con los ríos turbios y con las tardes de tormenta, las oportunidades de pescar desaparecen y es la oportunidad para realizar otras actividades o buscar otros lugares para pescar.
A ver si esto mejora. Un saludo a todos los que lean este blog y suerte en las futuras salidas de pesca.

miércoles, 9 de junio de 2010

AL FIN ESCAPADA TRUCHERA



Pasada toda la intranquilidad y las noches en vela de los exámenes, la mejor manera de desconectar y de celebrar el comienzo de la libertad es salir de pesca. Tras una semana de tremendos calores, voy a elegir el día en que las temperaturas bajan más de 10 grados y con un cielo amenazante durante todo el día.

El día comienza pronto, a las 7 30, y no me quito la idea de pescar durante toda la mañana; este debía de ser el día. Asi que tras la siesta de mi padre, poco más que le obligo a que ya por fin me llevara a echar unos cañazos. El río en cuestión uno que conocereis bien muchos de vosotros ( el Ucero).

Llegamos al río, y lo que presumiblemente se auguraba una mala jornada se convierte en una esperanzadora con la visión de las primeras cebadas en la superficie de las raseras cercanas al puente. Con la moral por las nubes nos cambiamos lo más rápidamente posible y nos sumergimos en las aguas del río cada uno por su lado. Yo me dirigo río abajo por un camino paralelo al río y me encuentro con una serie de pozos de aguas lentas. No sin dificultad consigo deslizarme entre los zarzales y los chopos de la orilla y me zambullo entre el resbaladizo cieno de la orilla. En los primeros momentos nada interesante, salvo el descubrimiento de un nido de carricero con tres huevecillos entre la maleza de la orilla.









Pronto llega la primera cebada por encima de una rama atravesada, de la cual emerge un apéndice casi vertical. Al primer lance la trucha no rechaza mi emergente y entra franca al engaño. Todos mis esfuerzos en ese momento se dirigen a que no consiga entrar en el refugio natural y que de al traste la captura, levantando la caña y dirigiendo la puntera rio arriba. Ya asegurada ésta con la trucha en la sacadera, admiro la belleza del animal, con grandes pintas negras, ahago una instantánea y vuelta a la libertad.











Se suceden las capturas, hasta que llego a la cabecera de uno de tantos pozos. Justo por encima de un pequeño fresno que divide la corriente en dos mitades, sorprendo a una trucha comiendo en superficie. El lance no es facil y casi rezo por no dejar mi mosca en el árbol anteriormente mencionado. Pero la suerte está conmigo, ya que la mosca cae en mitad de la lengua de agua y la trucha no duda en tomarla desconfiadamente. El pez, de tamaño importante, lucha con todas sus fuerzas para llegar a las raíces del fresno; esfuerzos vanos que terminan estrellandose con la red de mi sacadera. Por un momento me quedo sin aliento, viendo la belleza del animal, y tras contemplar su complexión atlética, dejo que nade parsimoniosamente al refugio que antes no consiguió encontrar.







Desde ese momento la actividad cesó, y me vi obligado a dirigirme ya hacia el puente, que era el lugar de encuentro. La sorpresa me la llevo cuando llegando a este lugar baparezco en un riachuelo a la izquierda del brazo principal del río, ¡ estaba todo el rato pescando en un canal secundario!! La verdad no podría imaginarmelo viendo el tamaño de los pozos.

Salgo de esta jornada con ganas de repetir, pero nunca se sabe, el ucero es un río que te puede brindar jornadas extraordinarias y días que parece un río muerto.

Un saludo a todos.

sábado, 30 de enero de 2010

LA "CICLOPESCA" AVER SI LA PRACTICAMOS PARA ESTAR EN FORMA

Este video al que he llegado gracias a Antonio de Pesca a Mosca me recuerda a mucho a lo que llevo haciendo todos los veranos que es cogerme la bici e irme al rio con la mochila y la caña a la espalda. Es una forma de, a parte de pescar, hacer algo de deporte que hay que mantenerse sanos.

Un saludo a todos.

viernes, 15 de enero de 2010

DESTELLOS INVERNALES

Aquí os dejo algunas instantáneas que he tomado durante las vacaciones entre estudio y estudio. Espero que os gusten.
Setas: con unos días bastante lluviosos y temperaturas suaves, llegaron a salir setas en Enero, cosa que no había visto jamás por estas latitudes.


-------- Seta de cardo (pleurotus eringii)-------

-------Otra seta de cardo.-----------
-------------------Y otra más....-----------------


----- -Otras de las que aparecen en todos los bosquecillos-----



Pero despúes vino el puro invierno...

--------------------- Nevada en el campus de la Universidad Autónoma de Madrid.-------------------


Espero que os haya gustado la entrada.

Estoy contando los días para que llegue el verano y así poder pescar al fin.

Un saludo.

mybirdingplace.com - Photos